14.02.2020 · RESTAURACIÓN, HOTELES, OCIO Y TRANSPORTE, LOS GRANDES PERJUDICADOS DE LA CANCELACIÓN DE LA SEMANA TECNOLÓGICA DE BARCELONA

La cancelación de la edición de este año del Mobile World Congress, anunciada ayer por la GSMA, organizadora del evento, va a provocar fuertes pérdidas económicas y asociado a ellas una cuestión polémica que va a traer cola: la relativa a los costes de cancelación de la feria. “El debate sigue estando en determinar quién se hace cargo de los mismos y si estos están o no cubiertos por las aseguradoras”, explican desde el sector.


Aunque es difícil de conocer cuánto han invertido las empresas participantes en la feria (la mayoría lleva esta información en secreto), basta saber que una compañía mediana había contratado un estand de 45 metros en el pabellón 8 (no es de los más relevantes) por 45.500 libras (unos 54.240 millones de euros). Ericsson, por ejemplo, había contratado 6.000 m2, y Deutsche Telekom 1.100 m2 en pabellones donde el metro cuadrado de estand se sitúan entre los 1.000 y los 1.500 euros.

Fuentes jurídicas señalan respecto a los seguros, que “es complicado activar las pólizas por motivos de amenaza para la salud, como el coronavirus, salvo que haya una declaración de alerta sanitaria por parte de las autoridades competentes. Algo que no se ha producido ni parece que vaya a ocurrir a tenor de las declaraciones de ayer del ministro de Sanidad, Salvador Illa, quien aseguró que el objetivo del Gobierno es proteger la salud de las personas y que “no hay ninguna razón de salud pública para adoptar medida respecto a cualquier evento previsto en Cataluña o España”.

LA VANGUARDIA